Observación de las ballenas de Samana

Inexorablemente, cada año, desde principios de enero hasta finales de marzo, miles de ballenas jorobadas llegan desde el lejano norte hacia las cálidas y tranquilas aguas del Caribe para aparearse o parir. Y es la Bahía de Samaná que ellas eligen, considerada como uno de los mejores lugares del mundo para observarlas !

Es un largo viaje de miles de kilómetros que emprenden las ballenas mezclándose con grupos efímeros que rápidamente se disuelven. Estos mamíferos marinos de una docena de metros tienen en promedio un peso de hasta 60 toneladas, respiran aire a medida que ascienden regularmente a la superficie y luego vuelven a sumergirse, a veces permaneciendo en apnea hasta por 40 minutos.

Es un verdadero placer y una rara emoción ver a la madre ballena jugando con su cría junto al barco. En cuanto a los machos, saben ser incansables para seducir a su dama y afirmar su superioridad. Estos caballeros ballenas saltan del agua, brincan, se paran erguidos o golpean la superficie del agua con sus aletas para coquetear con estas damas. Los machos también cantan, canciones que las ballenas con un oído muy desarrollado (su sentido primario) pueden escuchar hasta 35 km.

Una experiencia inolvidable llena de emoción, un espectáculo excepcional a tan solo pocos metros del barco. Para no perderse nada de esta fabulosa aventura, Nicolás, siempre tan fascinado, les comentará cada una de sus acciones.

Un verdadero placer!

Renta un bote
con Flora Tours !